5 ene. 2011

palabras de Cooke

Nosotros reivindicamos el carácter revolucionario del Peronismo por lo que ha hecho, por sus combates constantes a lo largo de veinte años, por sus sacrificios desde 1955; y lo reivindicamos como futuro. Porque no aceptamos la apresurada caracterización que nos hacen ciertos núcleos de izquierda, dispuestos como máximo a concedernos meritos por nuestro pasado, pero decretándose nuestra incapacidad para exceder ciertos limites teóricos.
Lo que no puede existir es un revolucionario que sea antiperonista, o una lucha revolucionaria desvinculada de la lucha concreta del peronismo. Se trata, creo yo, de un error simétrico al de algunos intelectuales que, en lugar de juzgar al peronismo por lo que ha hecho, por lo que hace, por su posición en el juego de fuerzas reales que actúan contemporáneamente en la Argentina, le aplican extraños sistemas de medición y lo rechazan por no encontrarle suficiente voltaje revolucionario.

De la misma manera que los intelectuales no tienen derecho a exigirle al peronismo que responda a esa imagen ideal que ellos crean en el mundo de las abstracciones perfectas. Deben considerar que las limitaciones del peronismo son las limitaciones de una realidad  social determinada, que condiciona a quienes la integran. Los déficit del peronismo son los déficit de las clases argentinas que han de construir nuestra sociedad del futuro.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

ni se te ocurra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...